ACTUALIDAD

11 de octubre 2019

CIMUNIDIS impulsa protocolo de maternidad asistida en mujeres con discapacidad

La propuesta de un protocolo de maternidad asistida para mujeres con discapacidad se presentó en el marco de un conversatorio realizado en la Universidad de Santiago el pasado 30 de septiembre. Marcela Benavides, presidenta de la Corporación CIMUNIDIS, explicó que “existe una discriminación hacia las mujeres con discapacidad que quieren ser madres. El protocolo busca cambiar esta realidad”.


Por David Vásquez

El conversatorio acerca maternidad asistida en mujeres con algún tipo de discapacidad fue organizado por el Circulo Emancipador de Mujeres y Niñas con Discapacidad de Chile (CIMUNIDIS), que presentó un protocolo para visibilizar el maltrato hacia las mujeres con discapacidad que deciden por la maternidad. El procedimiento también pretende que el tema se posicione en la agenda pública como un asunto de seguridad nacional para mujeres.

“Los prestadores de servicios de salud en el sector público no establecen protocolos de trato diferenciado e inclusivo. Por esta razón, nosotras buscamos que las madres con discapacidad y sus familias reciban la atención preferencial de grupos vulnerables y atención prioritaria”, aclaró Marcela Benavides, presidenta de CIMUNIDIS.  Agregó que la iniciativa también debe ser considerada como necesaria para los prestadores privados.

En el conversatorio participaron la enviada especial de la Secretaría General de Naciones Unidas, María Soledad Cisternas; la oficial de la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rocío García Sevillano, y el abogado representante del Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH), Sebastián del Pino.

La iniciativa nació a partir del proyecto de ley de reforma a la capacidad jurídica de las personas en situación de discapacidad. La propuesta actualmente se analiza en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y Diputadas. El protocolo de maternidad asistida para mujeres con discapacidad recoge las recomendaciones de los comités de los tratados internacionales en materia de derechos humanos de las mujeres y personas con discapacidad de Naciones Unidas, ratificados por Chile.

Entre los lineamientos del protocolo destaca la solicitud de garantías explícitas de servicios maternales a través de prestaciones diferenciadas para personas diversas con accesibilidad universalMarcela Benavides explicó que entre los beneficios se encuentran las “viviendas sociales e infraestructuras accesibles, cobertura de asistente personal, cuidadores de respiro, acceso universal a la sala cuna, jardín y educación pública regular”.

Desde CIMUNIDIS exigen que el Estado diseñe un presupuesto fiscal inclusivo con datos duros, enfoque de derechos y perspectiva de género para entregar señales positivas a las mujeres chilenas que deseen la maternidad. “El desafío es dar estos servicios a una población aproximada de tres millones de personas, donde el 60% son mujeres con discapacidad”, sentenció Benavides.