ACTUALIDAD

20 de abril 2018

Teatro y danza: los talleres inclusivos del GAM 2018

Por cuarto año consecutivo el centro GAM prepara talleres inclusivos. En esta edición estarán enfocados al teatro y la danza y se extenderán desde el presente mes hasta agosto.


Por Lucas Figueroa

«Son talleres que no están  dirigidos solo a personas en situación de discapacidad, sino que son talleres inclusivos en el sentido de que su metodologías son las que están adecuadas para que cualquier persona en su diversidad pueda  participar». De esa manera la coordinadora del área de mediación, Loreto Alfaro, detalla información de las actividades que se están realizando en el GAM y que se extenderán hasta agosto.

Respecto a las metodologías a las que ella se refiere, Alfaro destaca: «se trabaja con modelos asociados a experiencias internacionales, de trabajos de danza con personas en situación de discapacidad». También hace hincapié en las competencias de los docentes que trabajan en las mismas: «están preparados en el ámbito de la inclusión social«.

Este es el cuarto año que el centro cultural le da espacio a actividades de índole inclusivas. En ediciones anteriores, por ejemplo, apostaron por la música y las artes visuales. Si bien con este tipo de iniciativas el GAM busca incluir a todas las personas que quieran participar sin importar edad o tipo de discapacidad; el grupo que predomina es aquel con discapacidad física. Los cursos se trabajan dos veces a la semana, son gratuitos y en el caso de danza aún se encuentran abiertas las inscripciones.

Las apuestas del GAM en materia de inclusión en el futuro 

Homologar lo que ya se ha realizado en Argentina y en Inglaterra con las llamadas ‘funciones distendidas’, es la intención que tienen desde el Centro Cultural GAM. Estas funciones tienen la particularidad, según explicó Loreto Alfaro a SIGA, de incentivar la participación de personas con algún tipo de discapacidad intelectual. En ellas «las compañías y los artistas tienen que flexibilizar las condiciones en el espacio«, consignó.

«Estamos trabajando con la Fundación X frágil y vamos a hacer un piloto de tres funciones este año porque es la primera experiencia donde la idea es poder trabajar con algunas obras que están programadas para el 2018(…) pero el punto es que haya cierto cuidado en el tema de las luces, del sonido porque eso altera las condiciones en que los participantes se sienten cómodos. Al ser distendidas, los actores tienen que estar flexibles a eso. Pero hay que probar.», detalló la coordinadora del área de mediación del GAM.