ACTUALIDAD

06 de abril 2018

Creación de Apps inclusivas se toman las redes digitales

Empresas como InTAR21 e instituciones como la Universidad de Talca y Cedeti UC han incursionado en el desarrollo de tecnologías inclusivas,  que de un tiempo a esta parte se han concentrado en la creación de aplicaciones para aparatos inteligentes.

Por Lucas Figueroa y Catalina Arenas

«La App cuenta además con un sistema de búsqueda de conceptos que funciona de manera muy sencilla y rápida, incentivando el aprendizaje y haciéndolo accesible a cualquier persona interesada en aprenderlo. Junto con esto, se presenta un juego de trivia que refuerza los conceptos incorporados y que consiste en identificar la seña asociada a una imagen». De esa manera la Universidad de Talca anunció en marzo recién pasado la creación de una aplicación enfocada en lengua de señas cuya autoría le correspondía a uno de los alumnos de esa institución, la cual fue presentada como proyecto de título.

La iniciativa que tuvo lugar en la región del Maule se suma a otras que van en la misma línea. Por ejemplo, Cristopher Pizarro, al igual que el alumno de la U de Talca, desarrolló una tecnología parecida y con el mismo fin. Pero con una diferencia: la de intAR21 –la empresa de Pizarro y de su compañero en el proyecto de título– apuntaba para asistir a niños con síndrome de Down.

Al ser consultado, por SigaChile, Freddy Ibacache, quien cuenta con vasta expertise en temas relacionados con la discapacidad auditiva, advierte cuál es el punto de inicio para desarrollar tecnologías en pos de la lengua de señas: «hay que sumergirse en la cultura sorda, en su gramática, en su lingüística para poder desarrollar bien una tecnología accesible«.

A propósito de lo mismo, Ricardo Rosas director Cedeti UC, un desarrollador habitual de tecnologías inclusivas, también abordan el tema. Desde Cedeti, apelan a que la columna vertebral de sus tecnologías descanse precisamente en eso: «todos nuestros softwares están supervisados por la discapacidad que sea. Eso es súper importante porque efectivamente si uno no toma esa precaución uno puede meter las patas«.

Respecto a intAR21, también había algo de interiorización con el tema a tratar. «Nosotros no sabíamos en qué enfocarla (la App),  entonces vimos qué teníamos de similitud en  la vida diaria y era que los dos teníamos familiares con Síndrome de Down. Yo tengo a mi hermano Álvaro  y él tiene a su prima».

Aplicación desarrollada por intAR

Aplicación desarrollada por intAR

Pero el comienzo para intAr21 no fue fácil: la aplicación en sus inicios no tuvo éxito y se vio en la obligación de ampliar el giro. Ahora tiene fines educativos en la educación parvularia en colegios municipales, donde a través del municipio se concreta el acuerdo para que un colegio determinado cuente con la tecnología. En el presente tienen los ojos puestos en el extranjero.

Las pretensiones de Cedeti

La organización perteneciente a la Universidad Católica se ha caracterizado por la creación de tecnologías inclusivas. De hecho, la primera que desarrollaron data de 1996. Al preguntarle a su director qué es lo que tienen en mente para una posible App venidera, Ricardo Rosas adelanta que tienen intenciones de desarrollar un comunicador: «los comunicadores usualmente son para personas un poco más grandes y no existen comunicadores buenos para  niños muy pequeños y hay niños muy pequeños que o tienen problemas motores severos o tienen problemas de lenguaje», explicó.