ACTUALIDAD

05 de mayo 2017

Agenda 2030: más inclusión para personas con discapacidad

 Bajo el lema “Que nadie quede atrás”, el Consejo Nacional presentó esta semana “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y desafíos para Chile” de la Agenda 2030.

Por Valentina Silva

Esta semana se realizó la presentación del diagnóstico de Chile para la Agenda 2030 impulsada por Naciones Unidas, que convocó al sector privado, organizaciones sociales, ONG’s, funcionarios públicos, representantes de UNICEF y el PNUD, con el fin de generar un diálogo y analizar los principales temas que serán parte de esta carta de navegación.

A diferencia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el periodo 2000-2015, este año se dio a conocer el protagonismo que tendrá la promoción de los derechos de las personas con discapacidad en la Agenda 2030, en áreas clave para su inclusión y desarrollo como educación de calidad, trabajo decente, reducción de las desigualdades, ciudades accesibles y comunidades sostenibles.

Todo esto, en el marco de la Presentación Nacional Voluntaria (PNV) de Chile que se realizará en julio de este año, donde se mostrarán los avances ante Naciones Unidas. El diagnóstico sobre la agenda chilena también lo dará a conocer la Presidenta Michelle Bachelet ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en septiembre próximo.

Pero ¿Qué es la Agenda 2030? Es un compromiso político de los gobiernos de los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas (ONU) que busca ser inclusivo y participativo. Existen 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con los cada país debe comprometerse, de los cuales, al menos cinco involucran a personas en situaciones de vulnerabilidad.

Según el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, hay desafíos que son prioridad para Chile: avanzar hacia un modelo de desarrollo inclusivo y sostenible, disminuir la desigualdad y pobreza, políticas que promuevan la innovación resguardando la diversidad biológica y de los recursos naturales, y fortalecer un desarrollo institucional sólido y democrático.  

Un avance en temas de inclusión, sin duda, fue el énfasis que la Agenda 2030 le da en esta versión, con foco en las personas con discapacidad. Dentro del Objetivo 4, que trata sobre Calidad y Educación Inclusiva, se sostiene “eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso igualitario a todos los niveles de la educación y la formación profesional de las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad” y “construir y mejorar las instalaciones educativas tomando en cuenta las cuestiones de la infancia, el género y la discapacidad”.

Asimismo el Objetivo 5 sobre Igualdad de Género plantea “poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y niñas de todo el mundo. Asegurar acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos”. Este punto también abarca las reivindicaciones de las personas en situación de discapacidad cuando se comience a garantizar que no serán excluidas de la sociedad y que serán tratadas en igualdad de derechos.

Por su parte el Objetivo 8, relacionado con el trabajo, pretende  “lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad” y “la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor”. Con esto se espera que disminuya la discriminación en los puestos laborales y en las leyes, que en su conjunto promuevan el empleo pleno y productivo.

El ministro Marcos Barraza aseguró que “si no construimos un lenguaje en común, se hace más lenta la posibilidad de un entendimiento de las gradualidades y avances de las políticas públicas”.