ACTUALIDAD

06 de abril 2017

Niña Sombra de María Teresa Larraín: «Los ciegos de la Alameda son mis maestros»

La cinta de la directora María Teresa Larraín se estrena hoy en el Miradoc y recorrerá todo el país. El documental muestra el viaje de la cineasta hacia la ceguera y cómo gracias a los vendedores ciegos de la Alameda, logra encontrarse a sí misma.

Por Camila Muñoz S.

La historia comienza mientras María Teresa Larraín (65) edita su última película en Toronto y comienza a perder la vista. Con ello vienen una serie de situaciones asociadas como el vivir en solitario su dolor y el convencimiento de que no podrá trabajar más como artista. Luego de un tiempo, Larraín decide regresar a Chile tras 30 años de ausencia por la muerte de su madre y reencontrarse con su país a través de las calles de Santiago.

María Teresa Larrín se fue de Chile a Canadá, a los 23 años junto a su familia, producto de la dictadura. Cuenta con una trayectoria de 25 años en el cine independiente y con una amplia experiencia en el abordaje de temas sociales, de género y migrantes. Dentro de sus obras más destacadas se encuentra El Juicio de Pascual Pichun, Looking for Findley y Amor Amargo.

La primera imagen de la cinta autobiográfica «Niña Sombra» es también la primera que recuerda de su infancia: María Teresa Larraín, de niña, saltando con su cuerda, esperando que su madre saliera de una consulta médica, mientras escucha al doctor decir “ella tiene lo mismo que usted (miopía progresiva) ustedes van a quedar ciegas”. La pequeña María Teresa le pregunta a su madre, «¿Mamá y cuándo nos vamos a quedar ciegas?, a lo que ella le responde: “Nunca”.

Este emotivo y valiente relato nace en el 2007 cuando la directora y protagonista editaba su película El Juicio de Pascual Pichún en Toronto y comienza a perder una parte importante de su visión. “Tenía 54 años, en ese momento estaba en la plenitud de la vida, era una mujer súper activa; bailaba tango, andaba en bicicleta para todos lados, trabajaba como cineasta, traductora, estaba metida en temas de la mujer y de migrantes. Pero sabía en el fondo que un día me iba a pasar esto, como que me había olvidado de esto entre comillas”.

Para Larraín, su primer hito dentro del rodaje fue su encuentro con los vendedores ambulantes ciegos de la Alameda, específicamente cuando perdida por Santiago encuentra a “El Hombre Pájaro”, comerciante ciego que la ayuda y la orienta. “Literalmente lo encontré por el sonido, caminando un día por la Alameda escucho a estos pajaritos y me acerco, él reconoció el sonido de mi bastón porque los ciegos en la Alameda se reconocen por el sonido de su bastón, porque no todos son iguales. Yo me acerqué a él y me preguntó si estaba perdida y me llevo al metro y ahí nos hicimos amigos”.

La directora de «Niña Sombra» cuenta cómo en Canadá le negaron su pensión de ceguera porque ella continuó trabajando en una de sus cintas y cómo el encontrase con los comerciantes ciegos en Chile, fue un incentivo para apelar  y lograr ese “triunfo”. “A mi esta película me salvo de la desesperación, los ciegos de la Alameda son mis maestros en la ceguera”.

Guillermo Sepúlveda, uno de los vendedores la convenció de protagonizar el documental, ya que en un principio sólo iba a ser directora. “Me dijo: ‘yo voy a estar en tu película, pero siempre y cuando tú también estés ¿Por qué no cuentas tu historia?’. Yo le respondí: ‘pero si yo no soy ciega’. Y él me dijo: ‘¿A no? ¿Y ese bastoncillo?», recuerda Larraín, recreando el momento en que aun negaba su enfermedad.

“En ese momento para mí, la ceguera era todo negro. Ahora ya me doy cuenta de que se puede ser ciega y ver colores, ver manchas, mirar un mundo fragmentado que es lo que yo veo ahora. Pero él (Sepúlveda) me obligó un poco a enfrentar mi propia ceguera y eso para mí fue súper importante en términos personales. Porque mi viaje empezó para adentro, yo no estaba haciendo una película sobre otros sino que en un viaje me encuentro con otros”, relata Larraín.

«Niña Sombra» suma prestigiosos reconocimientos como el Premio de la Audiencia del Festival Internacional de Cine Documental de Santiago 2016 (FIDOCS), el otorgado por el Festival Internacional de Cine de Santiago 2016 (SANFIC) y el Festival DocsBarcelona 2016 con el Premio El Documental del Mes, entre muchos más.

La cinta se presentó el pasado marzo en Toronto y Praga con un excelente recibimiento por parte de la audiencia, y hoy jueves será presentada en la inauguración del quinto ciclo de las películas documentales del circuito Miradoc. Niña Sombra será proyectada durante todo el mes, en 18 ciudades de Chile, desde Arica a Punta Arenas, y contará con la participación de su directora según la agenda de Miradoc.

Actualmente María Teresa Larraín se encuentra cursando estudios sobre discapacidad en la Universidad de Ryerson y señala, “porque la discapacidad no eres sólo tú sino las barreras que te impone la sociedad”. La directora espera poder contribuir al país en materia de inclusión y hacer un nexo directo entre Canadá y Chile en esta materia.

Para la cineasta es un logro importante su película pero aún no está conforme. Cuenta que ha postulado a fondos audiovisuales sin tener éxito, lo que le ha impedido incorporar audio-descripción para que realmente sea una muestra inclusiva. Es por ello que aspira próximamente a lograr y concretar este punto esencial dentro de su proyecto. “Si queremos que la cultura sea inclusiva, que cada director o productor de hoy en adelante empiece a audio escribir todas las películas, se requieren fondos para ello”.

Para la directora su próximo destino es el pitching (la defensa de su nuevo proyecto) que tendrá junto a su equipo en el Docs Barcelona en el mes de mayo. Presentará su trabajo titulado «Más allá de las sombras«, que incluye extractos de «Niña Sombra», pero que se amplía al testimonio de más personas ciegas a través de esta iniciativa transmedia, que sí contará con audio descripción y una serie de otras medidas inclusivas.

Infórmate sobre las fechas de Niña Sombra en cada región aquí.