ACTUALIDAD

09 de enero 2017

Sillas Anfibias para un verano inclusivo en Arica

Trabajadores ayudando a salir de la playa a niño en silla anfibia

En la foto, un niño se traslada al mar en silla anfibia con el apoyo de trabajadores. 

En Chile existen diversas playas aptas para la comunidad en situación de discapacidad. Ellas disponen de sistemas para entregar una mejor experiencia de accesibilidad durante el periodo de vacaciones y para hacer del verano una experiencia inclusiva, en especial para las personas en situación de discapacidad.

Por Karina Pérez

Gracias a los avances de la tecnología, se pueden encontrar innovaciones que posibilitan la inclusión, uno de ellos son las 10 sillas anfibias, una especie de triciclo con tres ruedas. Con ellas, las personas en situación de discapacidad física o con movilidad reducida  pueden ingresar al mar y estirar sus piernas con la ayuda de un flotador salvavidas, asimismo existen 10 bastones que no se hunden en la arena para personas de la tercera edad.

En Arica, el proyecto nació en el Gobierno Regional hace más de un año.  El plan contempla dos playas aptas para el baño y con las máximas medidas de seguridad: La Lisera y El Laucho, en ambas playas se podrá acceder a las sillas anfibias, de  martes a domingo entre las 10.00 a 17.00 horas.

Cabe destacar que en la temporada de verano del 2016,  250 personas utilizaron las playas inclusivas mientras que entre los meses de agosto a diciembre, 320 personas hicieron uso del servicio. Según Gladys Acuña, Intendenta de Arica, este proyecto “garantiza una verdadera accesibilidad a los balnearios de la ciudad a las personas en situación de discapacidad, con movilidad reducida o las personas adultas mayores,  al mismo tiempo que trabajamos con el Centro de Capacitación Laboral permite la Inclusión Laboral de Personas en Situación de Discapacidad, generando así verdaderas condiciones de igualdad”.

Además de estas dos, se encuentra el Paseo Cuevas de Anzota y Playa Brava, con un borde costero y  juegos aptos para personas en situación de discapacidad,  “acá existen juegos que son inclusivos. Los niños pueden subir con sus sillas de ruedas, juegos que tienen la posibilidad de lo táctil, juegos sonoros, vale decir,  para distintos tipos de discapacidad, por ejemplo,  las personas que no son videntes podrían jugar y sentir lo que es estar en un juego al usar tambores, al usar los xilófonos gigantes, entonces también es para distintos tipos de discapacidad”, afirma Gladys.

En la zona norte de Chile se podrá acceder a un verano inclusivo en Arica, las playas La Lisera y El Laucho; en Antofagasta, la playa Trocadero y el Balneario Municipal. Por otra parte, en el sur del país también se han realizado adecuaciones para el acceso de personas con discapacidad como lo desarrollado en el Lago Villarrica.