ACTUALIDAD

08 de enero 2017

Bocalán y tips de emergencia para personas con perros de asistencia

Persona en silla de ruedas acompañado de su perro de asistencia.

Persona usando silla de ruedas acompañado de su perro de asistencia.

“El perro de asistencia siempre está identificado con un chip intradérmico, independientemente si anda con peto se van a dar cuenta por el chip que es un perro de asistencia”, cuenta Cecilia Marré, directora de Bocalán Confiar.

Por Camila Muñoz S. 

En este último trimestre son variadas las emergencias que han ocurrido en el país, poniendo de sobre aviso a la población sobre cómo estar preparados ante algún desastre natural o emergencia que se puedan presentar. Dentro de la población de personas en situación de discapacidad, existe un porcentaje que tiene perros de asistencia y que necesita tener claro qué hacer en caso de emergencia.

Desde el año 2003 la Corporación Bocalán Confiar, se dedica al entrenamiento de perros de asistencia para personas en situación de discapacidad, además de desarrollar programas de terapia asistida con perros en diversos institutos de rehabilitación.

Estar prevenidos es vital para enfrentar una emergencia, ya que cada una tiene sus características, por lo que es de gran utilidad contar con medidas de precaución en casos específicos para superar cualquier amenaza.

Niña acostada junto a su perro de asistencia

Niña acostada junto a su perro de asistencia.

“En el caso de alguna emergencia el perro idealmente siempre debe ser manipulado por su usuario porque, efectivamente, en caso de algún suceso de emergencia real, el nivel de tensión ambiental es alto y los perros buscan refugio y confianza en su usuario”, explica Marré.

La responsable de la Corporación Bocalán continúa describiendo los tres tipos de perros de asistencia existentes, “el perro guía que es para personas que tienen discapacidad visual, el perro de señal que es para las personas que tienes discapacidad auditiva y todos los demás se llaman perros de servicio, donde están los perros de alerta médica para personas diabéticas, para personas epilépticas, perro para niños con autismo y perros de balance”.

Cecilia Marré entrega una serie de recomendaciones básicas para personas con perros de asistencia:

  • Las normas para las personas que quieran ayudar son siempre es preguntar si la persona necesita ayuda, en ningún momento tocar al perro. La persona con discapacidad le dice las normas de lo que necesita.
  • Si llegas a un lugar cerrado, identificar donde están las salidas de emergencia, las cuales tienen que estar debidamente marcadas.
  • Idealmente el perro debe estar con correa siempre. Además, se debe tener una correa de repuesto.
  • El usuario debe tener preparado un kit básico para emergencia que tenga un poco de comida de perro para al menos cinco días, todas las medicaciones, un plato plegable para poder darle agua en cualquier situación y cualquier cosa extra que el perro requiera.
  • Llevar el peto del perro de asistencia, de antemano preparado.
  • Se debe andar siempre con el carnet de usuario de perro de asistencia, que tiene toda la información de la persona y del perro.

Por su parte, las sedes que contengan perros de asistencia debiesen tener:

  • Identificadas las salidas
  • Tener salidas accesibles
  • Tener teléfonos de asistencia
  • Zonas seguras para cada tipo de catástrofe con letreros visibles
  • Luces de emergencias en caso de corte de energía
  • Todos los contactos de emergencia que tiene cada usuario
  • Todos los datos médicos del usuario
  • Cada miembro de la organización debe encargarse de una labor específica
  • Listado de todos los perros y usuarios

La organización Bocalán cuyo objetivo es contribuir en el proceso de rehabilitación e  inserción social de las personas en situación de discapacidad a través de los animales, actualmente cuenta con 30 perros de asistencia en su sede.

Equipo de Corporación Bocalán Confiar junto a sus perros de asistencia.

En la foto parte del Equipo Bocalán junto a sus perros de asistencia.