ACTUALIDAD

25 de noviembre 2016

Esterilización de mujeres y niñas con discapacidad: una vulneración de derechos.

Agustina Palacios, abogada de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina y Doctora en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid, dirigió el Coloquio sobre el capítulo del Informe Anual sobre Derechos Humanos en Chile 2016: “La práctica de esterilización en niñas y mujeres competentes y con discapacidad psíquica o intelectual en Chile”. Aseguró que esta es una práctica que se sigue realizando, pero que no está integrada como una vulneración de derechos.

Por Ignacio De Geyter

La abogada Agustina Palacios se refirió a los desafíos de Latinoamérica y Chile en cuanto a la práctica de la esterilización sin consentimiento en niñas y mujeres competentes y con discapacidad “Primero que todo, si un juez les declara interdictas, es que “se les discapacitó”. Que se pueda hacer eso, ya, es una violación a los derechos humanos de las personas con discapacidad”, agregó la expositora del coloquio realizado en el Centro de Derechos Humanos de la UDP.

Palacios dijo también que “todas las personas tienen derechos a la autonomía reproductiva, siendo un derecho que goza de protección legal, pero que es, a veces, vulnerado en diferentes servicios de médicos”. Así mismo, apuntó también a la necesidad de instruir bien a los padres y madres, a las mismas mujeres  con discapacidad y a todos los profesionales involucrados en el proceso”. La abogada reiteró el hecho de que esta práctica “está considerada por el Comité de la ONU como un acto de tortura, un acto de violencia y un acto de crueldad”.

Agustina Palacios, hablando frente a un micrófono.

Agustina Palacios, hablando frente a un micrófono.

Otro tema en discusión fueron las observaciones que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas para las personas con discapacidad realizó al Estado de Chile: Hacer y formular políticas públicas considerando a las mujeres y para las mujeres. Respecto este tema, Palacios aseguró que a pesar de que no existen políticas de Estado, iniciativas civiles e institucionales, como el coloquio y el informe, son imprescindibles para la visibilización de estas realidades y necesidades”.[M1]

Finalmente, la abogada reiteró  la necesidad de enseñar a todas las personas involucradas en estas prácticas de esterilización – “procesos injustos y de vulneración de derechos” – -,  de implementar un modelo de apoyo hacia –  la toma de decisiones, erradicando un modelo sustitutivo por uno de ayuda y guía en la propia toma de decisiones.