ACTUALIDAD

29 de julio 2016

Inclusión Laboral ¿modificaciones aún insuficientes?

Mujer en silla de ruedas está sentada a un costado de un hombre que apunta a un monitor de computador, en clara posición de trabajo.

Hace poco más de una semana el Ejecutivo anunció que modificará algunos puntos de la Ley de Inclusión Laboral para personas con discapacidad, creando el Sistema de Inclusión Laboral que deberá asegurar que las empresas tengan 1% de empleados y empleadas con discapacidad. ¿Es una buena política pública? ¿Responde a la necesidad actual?. Ximena Flores Periodista y Asesora en Inclusión y Patricio Medina de Fundación AMAsperger, opinan.

Por Ignacio De Geyter y Alexis Sánchez 

Con la firma del Ministro de Desarrollo Social Marcos Barraza y de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet se anunció la sustitución de puntos importantes en la Ley de Inclusión Laboral, donde el más relevante es la creación de un Sistema de Integración Laboral que involucrará a entidades privadas, públicas y de las Fuerzas Armadas en la exigencia de incluir la contratación de un 1% de personas con discapacidad en la totalidad de la planta, cuando en esta existan más de 200 empleados.

Pero es aquí donde parte críticas, ya que según la Encuesta Nacional de la Discapacidad (Endisc) 2015, un 20% de la población, o sea aproximadamente más de dos millones de personas, tiene algún grado de discapacidad, por lo que se podría considerar exiguo ese 1% ya que según la misma Encuesta sólo un 21,9% de las personas con discapacidad severa tiene trabajo. Además, se establece que sólo un 39, 3% de las personas con discapacidad tiene empleo. Por ello, existen variadas críticas sobre la representatividad de este 1% en la totalidad de las personas que son activas para el mundo laboral. 

 

“Me parece vergonzoso este porcentaje, no corresponde a nuestra realidad”

Ximena Flores, quien estuvo a cargo de las comunicaciones en SENADIS entre 2012 y 2014 y hoy es asesora de comunicaciones en inclusión en la Fundación Miradas Compartidas, realizó duros reparos al proyecto de ley para las cuotas laborales con personas con discapacidad, señalando que el proceso es «vergonzoso e insuficiente» para las necesidades reales de Chile.

De hecho, Flores dice que en relación con estudios comparativos con otros países, la tasa de inclusión debería ser entre un 4 y 5 por ciento.

Reafirmando su posición, Ximena Flores sostiene que un proyecto así debiese consignar también mayor accesibilidad para las personas con discapacidad en las ciudades, algo que no está solucionado.

«Es una iniciativa que se queda en la buena intención y completamente insuficiente»

El director de la Fundación AMAsperguer Patricio Medina también es crítico y considera que las modificaciones a la Ley de Inclusión Laboral son «insuficientes, se quedan en la buena intención, ya que le quitaron su urgencia».

Además, es claro en señalar que «un 1% de obligatoriedad es muy exiguo. No representa la realidad de la discapacidad en nuestro país, que en palabras de la última Endisc representan a un 20% de la población, por lo que se debe avanzar mucho más en las políticas públicas en torno a esta materia».

«Este es un proyecto anhelado por las personas con discapacidad a nivel nacional y por años»

La ley 20.422 busca promover la creación de nuevos empleos especialmente dirigidos para las personas con discapacidad y donde el Estado será el garante de que se cumpla el 1% de empleabilidad en estas empresas. La indicación sustitutiva agrega a las instituciones estatales como Ministerios, Subsecretarías y las Fuerzas Armadas, quienes serán incluidas en el Sistema de Inclusión Laboral junto con las empresas privadas.

Por ello el Ministro de Desarrollo Social Marcos Barraza ha considerado que «este es un proyecto anhelado por las personas con discapacidad a nivel nacional y por años, y hoy se cristaliza en una iniciativa que nos va a permitir contribuir a que más personas con discapacidad tengan oportunidades laborales efectivas para que puedan tener mejor autoestima y autonomía, además de real y efectiva inclusión laboral”. Respecto a la no urgencia agregó que “esperamos, y esto es muy importante; legislar esta iniciativa con la mayor celeridad posible, para que lo estemos aplicando prontamente y podamos decir que más personas con discapacidad se incorporan al mundo laboral”.