ACTUALIDAD

29 de julio 2016

El compromiso de Chile con los derechos de las personas con discapacidad

Hoy, 29 de julio se conmemoran 8 años desde que el Estado de Chile ratificó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, cuyo objetivo era unificar los criterios de discapacidad a nivel mundial y tener un estándar general para poder evaluar el avance de cada Estado en el futuro. Su propósito era promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de los derechos humanos y libertades fundamentales de hombres y mujeres, y promover el respeto de su dignidad inherente.

Por Catalina Ellies

Capture

Puedes revisar con más detalles los artículos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad aquí, la ratificación del compromiso en esta convención, implicó para el Estado de Chile trabajar por implementar diversas medidas y acciones como la promulgación de la Ley N° 20.422 en el año 2010, que creó el Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), institución que actualmente está en camino a convertirse en una subsecretaría, la entidad, también ha realizado encuestas sobre discapacidad, con el objetivo de cuantificar a esta población, como es el caso del Segundo Estudio Nacional, cuyos datos han sido presentados durante este año. La creación de una Comisión Asesora Presidencial sobre Inclusión Social de Personas en situación de Discapacidad también es parte del compromiso del Estado para avanzar en el reconocimiento y respeto de las personas con discapacidad.

Actualmente, en Chile se está tramitando una ley sobre inclusión laboral que Evelyn Magdaleno, directora regional del SENADIS valora. Comenta sobre su percepción de los derechos de las personas con discapacidad que “ellos y todos, toda la vida han tenido derecho a no ser discriminados, pero eso no está instalado, ahora hay mucho más mecanismos de denuncia, pero creo falta mucha cultura en estos temas, hay que derribar los estereotipos que recaen sobre hombres y mujeres con discapacidad”.

Agrega que “el trabajo del SENADIS en estos últimos años se ha relacionado con cambiar la cultura de la persona con discapacidad y que deje de ser visto como un sujeto de caridad y creo que estos tratados internacionales nos han ayudado a ver a las personas como un sujeto de derecho. Siento que estos años han servido para eso, para instalar que una persona con discapacidad si tiene derecho a la sexualidad o al trabajo como cualquier otro ciudadano”.

Tomando en cuenta la relevancia que ha adquirido el tema, el 18 de junio se creó la bancada transversal del Senado de Inclusión de las personas con discapacidad, compuesta por Isabel Allende (PS), Juan Pablo Letelier (PS), Hernán Larraín (UDI) y Antonio Horvath (IND), instancia que se comprometió a agilizar el trámite legislativo de la ley de inclusión laboral, principalmente, y las propuestas hechas por la comisión asesora presidencial.

El senador Juan Pablo Letelier comenta que la principal iniciativa para avanzar en derechos humanos de las personas en situación de discapacidad, va de la mano con el trabajo y es la reforma de inclusión laboral “tengo convicción de que es prioritaria (inclusión laboral) porque es un tema que toca sensibilidades y porque tiene relación con la autonomía de las personas con capacidades diferentes y es necesario un cambio cultural para romper el prejuicio que provocan y para demostrar que el clima laboral mejora notablemente cuando estas personas están incorporadas al mundo del trabajo”.

Evelyn Magdaleno de SENADIS también destaca que hay muchos temas pendientes con ellos, “siento que la gran deuda que tenemos tiene que ver con un tema de transporte, siento que ahí hay un tema que tenemos súper pendiente, pero tenemos tiempo, formas y voluntades para poder hacerlo, también siento que aquí hay un tema más profundo que tiene que ver con un cambio cultural para valorar más a estas personas”.

En una entrevistas a SIGA Judith Schönsteiner, directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales hizo un análisis más crítico del tema:las personas con discapacidad fácilmente se ven como personas a quienes les falta algo, en vez de mirar sus capacidades y simplemente considerar que, tal como la gran mayoría de nosotros, necesita de apoyos, de alguna forma, para vivir (…) ellos necesitan por ejemplo, intérpretes, como alguien que habla otro idioma. Y en ese sentido, el modelo acá, primero refuerza el asistencialismo, no toma medidas en contra de eso”.

Destacó además que el tema legal y jurídico debiese estar también en el centro de la discusión. “Trabajaría en capacidad jurídica. Creo que eso es el punto donde más toma de conciencia necesitamos, entender que una persona con discapacidad puede tomar decisiones”. Revisa la entrevista a Judith Schönsteiner completa aquí.