TECNOLOGÍA

03 de noviembre 2015

GetUp: la silla de ruedas que se levanta

Esta silla permite al usuario quedar prácticamente de pie, lo cual trae beneficios tanto psicológicos como físicos, previniendo escaras o úlceras en la piel por la presión prolongada.

Por Francesco Daveggio

Uno de los inventos más novedosos de los últimos años, en materia de inclusión, es Get Up, una silla de ruedas que permite a las personas levantarse, pese a no poder hacerlo por sus propios medios. Todo esto mediante un sistema mecánico que mueve la silla de forma vertical Esta silla fue creada por un grupo de kinesiólogos y voluntarios de la Teletón, con la idea de beneficiar a las personas al poder hacer que se movilicen y que además puedan levantarse, con los beneficios tanto para la piel, articulaciones y también psicológicos en la persona.

Juan PabImágenes de la silla de ruedas normal y extendidalo Rodríguez, uno de los creadores de Get Up, cuenta que cuando fue voluntario de Teletón, “aprendí a ponerme en los zapatos, o en las ruedas, de nuestros amigos con discapacidad y conocí lo complejo y difícil que es el día a día para ellos” por lo que decidió dedicar parte de su vida, junto a más personas, a crear herramientas que pudieran ayudar a estas personas y mejorar su calidad de vida y una de las ideas que tuvo fue realizar una silla de ruedas que se levanta.

La silla que funciona en base a batería, tiene un motor que al activar un botón hace que la persona que está sentada, se eleve hasta quedar casi totalmente en forma vertical. Esta silla de ruedas se desplaza gracias al movimiento manual de sus ruedas, como las sillas de ruedas comunes. Sin embargo, con un mecanismo electromecánico, eleva el asiento y el respaldo de la silla y deja al usuario de pie.

Según Rodríguez, Se ve a un usuario de pie en la silla Get Upesta silla es una de las más económicas del mercado. Su precio depende de varios factores: cuál es la edad del paciente, el diagnóstico, las capacidades motoras que conserva, entre otros parámetros. Dependiendo de la evaluación profesional, se determina cuál es la silla apropiada y, entonces, se determina cuál es el precio, el cual varía entre $1.050.000 a $1.200.000 aproximadamente.

Hasta ahora se han creado cuatro modelos de sillas: Una con respaldo bajo, en versión adulta y pediátrica, y otra con respaldo más alto, en versión pediátrica y adulta también, para usuarios que tengan poco o nada de control de su tronco. En total, de las cuatro versiones, ya van más de 60 sillas construidas, las cuales se demoran una semana en estar listas.

Para obtener una de estas sillas, deben ponerse en contacto a través de la página web www.kiron.cl. Ahí encontrarán los teléfonos de contacto y se podrá agendar una visita para evaluar la condición del usuario y así fabricar la silla en base a lo que realmente necesita.